De Iquique a Punta Arenas: Industria química abrió sus puertas para dar a conocer a la comunidad cómo la química está presente en nuestro día a día

Publicado el

En el “Día Internacional de la Química”, 23 empresas del sector hicieron visitas guiadas y mostraron sus operaciones a más de 600 personas a nivel nacional. Niños de edad preescolar, estudiantes de liceos, universidades, juntas de vecinos, autoridades y compañías de otros rubros fueron parte del “Día de Puertas Abiertas de la Industria Química”, iniciativa liderada por ASIQUIM.

¿Qué es la química? Quizás estés pensando en el ramo que estudiaste en el colegio o en sustancias complejas elaboradas en laboratorios. Sin embargo, la química está prácticamente en todos los productos que consumimos cotidianamente. Por ejemplo, para que el agua sea potable debe pasar por un proceso químico o para que la duración de los alimentos sea más larga es imprescindible el uso de preservantes.

“La sociedad necesita de los productos de la industria química no solo porque algunos de ellos son esenciales para la vida, sino porque además ofrecen soluciones a cientos de problemáticas que se presentan en el mundo actual. Durante los últimos 200 años, gracias a la industria química, hemos tenido un tremendo progreso en nuestra sociedad”, señaló Werner Watznauer, presidente de la Asociación Gremial de Industriales Químicos de Chile, ASIQUIM.

Y precisamente para dar a conocer esta información y los aportes que hace la industria química chilena a la sociedad, este 15 de noviembre, fecha en que se conmemora el “Día Internacional de la Química”, se realizó por segundo año consecutivo el “Día de Puertas Abiertas de la Industria Química”.

Desde Iquique a Punta Arenas, 23 empresas del sector químico abrieron sus puertas a más de 600 personas, entre niños en edad preescolar, estudiantes de liceos, universidades, juntas de vecinos, autoridades y compañías de otros rubros, para que vivieran, aprendieran y conocieran sus instalaciones a través de un recorrido guiado. Además, se mostraron sistemas de trabajo, procesos, materias primas, productos finales y sus destinos. También, el público invitado pudo saber cómo estas empresas se relacionan con otras comunidades, instituciones regionales, nacionales e internacionales, y colaboran con el desarrollo social y económico comunitario.

“Como asociación estamos siempre dispuestos a abrir las puertas de nuestras empresas, para que las comunidades entiendan mejor lo que estamos haciendo. Hemos visto cómo esto a través de los años ha progresado y dado sus frutos con las comunidades y personas que se interesan por nuestro rubro. Este ‘Día de Puertas Abiertas’ también se extiende a lo largo del año, ya que también visitan la industria universidades, colegios y entes públicos”, precisó Watznauer.

 

Trabajo colaborativo

 

Una de estas visitas guiadas se realizó en la empresa Noracid, en su planta de Mejillones, Región de Antofagasta. En la ocasión, el alcalde de Mejillones, Marcelino Carvajal, dijo que es muy importante que las industrias químicas se abran a la comunidad y valoró el hecho de que muchos “mejilloninos” estén trabajando en esta empresa, “porque así crecemos y desarrollamos a nuestros vecinos en calidad de vida”, resaltó.

En la misma zona, Enaex, en su planta Prillex América de Mejillones, recibió la visita de una delegación de la junta vecinal n°2 Carol Urzúa. Leonardo Galleguillos, presidente de esa organización, manifestó que “es muy buena la iniciativa de abrir las puertas de la empresa a la comunidad, puesto que se derriban mitos de la industria química que no son reales y, sobre todo, los vecinos quedan más tranquilos respecto de las operaciones y procedimientos industriales que se llevan a cabo”.

A su vez, en la Región Metropolitana, abrió sus puertas Mathiesen. Uno de los invitados, José Luis Fauré, gerente general de Codelpa, expresó que “para nosotros, que somos parte de la comunidad de Lo Echevers en Quilicura, es algo muy bueno y positivo conocer lo que hacen nuestros vecinos. Como miembros de la industria química, estamos conscientes de la importancia que tiene el trabajo colaborativo y también de compartir las mejores prácticas. Vi a mi equipo muy inspirado por lo que vio y con muchas ideas para llevarlas a cabo en nuestra compañía”.

Tamara Trujillo, operadora de Mesa de Dinero de la Banca Corporativa del BCI, dijo que gracias a esta visita “pudimos conocer cada una de las plantas de Mathiesen y entender un poco cada uno de los procesos que realizan, y los químicos y materias primas que almacenan. Quedé impresionada con sus políticas de su seguridad porque tienen estándares de nivel internacional, se preocupan mucho de resguardar la seguridad de sus empleados, de la comunidad y los vecinos, y cada planta está completamente acondicionada para prevenir cualquier posible peligro. Me voy muy contenta, y feliz de que como banco nos hayan permitido tener esta oportunidad”.

El gerente general de Mathiesen, Carlos Ponce, agregó que esta iniciativa no solo es relevante para mostrar el rol fundamental de la industria química, sino que también para que los vecinos “conozcan lo que hacemos e interactuar con ellos y, de esa manera, identificar oportunidades de cooperación e intercambio de buenas prácticas. Para poder trabajar en conjunto temas tan importantes como la seguridad de las personas, operaciones, protección del medioambiente y sostenibilidad”.